Teletrabajo y alimentación Madrid

Teletrabajo y alimentación

Cerca de tres millones de españoles trabajan desde casa, el triple que el año anterior, a causa de la COVID-19. El teletrabajo supone un cambio drástico en los hábitos de las personas y puede traer consigo unas consecuencias nocivas para la salud. Por este motivo hay que vigilar la combinación del teletrabajo y alimentacion. Pasar más horas en casa, frente al ordenador, puede implicar coger malas costumbres como, por ejemplo, constantes viajes a la despensa en busca de alimentos ultraprocesados. La intención de este artículo es ofrecer una serie de consejos al respecto. 

teletrabajo y alimentacion

Teletrabajo y alimentación: factores a tener en cuenta

Cuando la oficina está a escasos metros de la cocina es difícil no hacer más de un viaje a lo largo de la jornada. Si a esto se le suma una vida sedentaria, el picoteo es el peor enemigo del trabajador. Sobre todo en momentos de estrés y aburrimiento. Por lo tanto, teletrabajar requiere establecer una disciplina y una rutina. Entonces, ¿qué se debe tener en cuenta para tener una alimentación correcta?

  • Planificar las comidas: es muy importante planificar el menú semanal para lograr una dieta equilibrada y variada. La mejor manera de evitar sorpresas es que el domingo se deje lista la planificación y no dejar nada al azar. Se deben incluir una mayor cantidad de legumbres, verduras y fruta fresca y evitar los fritos, salsas y masas fermentadas. 
  • Control de horarios: estando en casa es muy frecuente retrasar el horario de las comidas. Esto puede hacer que se aumenten los viajes a la cocina para picar o que no se puedan evitar los atracones. También es recomendable no comer mientras se trabaja. Es preferible tomarse unos minutos para preparar la mesa de la comida y así asociar ese momento con la desconexión. 
  • Controlar el consumo de snacks y de azúcar: hay que evitar el consumo de snacks o de productos con gran cantidad de azúcar para conseguir más energía. Este tipo de alimentos son saciantes a corto plazo, pero muy adictivos y poco recomendables. 
  • Mantener una buena hidratación: se puede beber agua y/o zumos naturales siempre que sea necesario. También se puede tomar un café o té al día. Evitar bebidas azucaradas como refrescos o de tipo energética. 

Durante la época de teletrabajo, la alimentación recomendada a seguir se basa en la dieta mediterránea. Es decir, hacer entre cuatro y cinco comidas al día, practicar deporte de forma regular y tener un descanso reparador. Es muy importante priorizar el tipo de alimentos a consumir, porque no cualquiera sirve.

  • Mejor las versiones integrales: los alimentos en su versión integral son más saciantes, gracias a su alto contenido en fibra.
  • Consumir más verduras y hortalizas: su alto contenido en magnesio, ácido fólico y potasio es muy beneficioso para el organismo. 
  • Priorizar el pescado: gracias a su alto contenido en ácidos grasos OMEGA-3, proteínas, vitaminas y minerales es más recomendable consumir más pescado que carne. Dentro de los alimentos cárnicos es mejor consumir los que menos grasa tienen, como el pollo o el conejo.
  • Optar por tentempiés sanos: si se opta por picar entre comidas es mucho mejor hacerlo con alimentos saludables. Escoger siempre el consumo de fruta de temporada, frutos secos en crudo y en pequeñas cantidades o productos encurtidos, como pepinillos o cebolletas. Evitar siempre elementos fritos, embutidos o bebidas azucaradas. 
  • Limitar el consumo de sal, carnes rojas, azúcar y alimentos procesados. 

Parece complicado poder combinar el teletrabajo y una alimentación saludable, pero con esfuerzo y las pautas de un profesional adecuado todo es posible. Para cualquier consulta, lo mejor es ponerse en contacto con un profesional, como María del Mar, con alta experiencia en el sector.

Sin comentarios

Añadir un comentario