Tratamiento de la obesidad

En ocasiones en las que el cuerpo sobrepasa el límite de peso ideal, lo que se conoce como sobrepeso, y aparecen problemas que afectan a la salud, es recomendable contactar con un nutricionista de obesidad

tratamiento de la obesidad



A los efectos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), se le informa que los datos personales que nos facilita a través de este formulario se incorporarán a un fichero de la entidad Dietynut. Puede ver información detallada en nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad

Datos de contacto

910 560 544

690 02 34 42

contacto@dietynut.com

Horario de consultas

Martes - Jueves 09:00 - 19:30

Viernes 09:00 - 14:00

Si no le atendemos en el momento, rogamos nos deje un mensaje con su nombre y su número de teléfono para poder devolverle la llamada a la mayor brevedad posible.

Crear una dieta personalizada online adaptada a la persona

En los tiempos que corren, son muchas las personas que huyen de las dietas. Creen que son terribles estrategias para dejar de consumir aquello que más les gusta. Además, piensan que pueden suponer que pasen un hambre atroz. Todas estas falsas creencias hacen que las dietas tengan una cierta mala fama. Consulta nuestra dieta online personalizada para tener más información.

Pero hay que empezar a poner freno a estos pensamientos. De por sí, una dieta no tiene por qué hacer sufrir a nadie ni tiene por qué privar por completo de aquello que más gusta. Lo básico es que una dieta esté personalizada y, en consecuencia, confeccionada según los gustos, objetivos, horarios y patologías de esa persona.

Causas que influyen en la obesidad  

Hay muchas causas que son culpables de la obesidad, aunque la más común es la que se da por el desequilibrio que hay entre las calorías que se consumen y las que se gastan. Al consumir más calorías que las quemadas a través del ejercicio o de las tareas de la vida cotidiana, el cuerpo almacena la diferencia en forma de grasa. Por esa razón, en Dietynut ofrecemos la dieta Fodmap, que elimina los glúcidos de manera temporal para equilibrar el consumo calórico. 

Aunque esta es una causa por la cual se puede adquirir sobrepeso, hay una serie de motivos que por un lado fomentan un exceso de calorías y por otro reducen la cantidad de calorías quemadas. A continuación repasamos otras causas de la obesidad

  • ​Mala alimentación 

Hay personas que tienden a comer alimentos ricos en grasas, azúcares y sal. Esto junto con la falta de ejercicio también favorece la aparición de sobrepeso. 

  • Sedentarismo 

La falta de ejercicio asociada las rutinas que tiene la gente en cuanto al trabajo, comodidades en transporte y alimentación, promueve la aparición de obesidad, ya que se disminuye el tiempo de ejercicio físico. 

Tratamiento de la obesidad  

Aunque lo mejor es tener unos hábitos saludables como prevención de la obesidad, no siempre es posible. Por ello existen varios tratamientos para la obesidad, pero principalmente se comienza incorporando a la vida diaria unas nuevas pautas de alimentación junto con un incremento de la actividad física y una dieta para la obesidad. Normalmente se establece un plan de forma personalizada teniendo en cuenta el sexo, la estatura, el peso y la edad. 

En cuanto a la reducción de calorías se hace hincapié en elegir alimentos que sean más saludables aumentando el consumo de verduras, frutas, cereales y legumbres. También se baja la ingesta de grasas y lácteos. Además, siempre se recomienda reducir el consumo de carne roja, la sal y el azúcar. 

En lo relativo al alcohol, los embutidos, la bollería y las bebidas azucaradas se deben dejar completamente de lado su consumo para conseguir bajar de peso. 

Ejercicio físico

Si la persona que tiene que perder peso no está acostumbrada a hacer deporte, desde Dietynut aconsejamos que elijan algún ejercicio que les guste hacer como por ejemplo,  saltar a la comba, andar, nadar, montar en bici, el Hula Hoop, ir de museos... Lo que perseguimos es ser más activos. Cuando ya establecemos el hábito de hacer ejercicio, podemos aumentar la intensidad del mismo o su duración.

Otra cosa que se recomienda es intentar reducir las comodidades; subir las escaleras en vez de utilizar el ascensor, cambiar el coche por la bici, bajar una parada del autobús antes para caminar. Son pequeños detalles que día a día pueden ayudar mucho en la pérdida de peso. 

Obesidad tipo 2 y su tratamiento 

Hay varios grados y según el que la persona padezca hay que llevar el tratamiento de la obesidad en una intensidad distinta. Para detectar el tipo de obesidad que la persona padece hay que acudir a un especialista que calculará el índice de masa corporal y en función del resultado se aplicará un tratamiento y otro. 

La obesidad tipo 2 y el tratamiento requieren de una gran fuerza de voluntad. El tratamiento, como hemos comentado antes, consistirá principalmente en cambiar los hábitos, ya que si no se aplican nuevas rutinas después el peso se volverá a coger. Este es uno de los motivos por los cuales se recomiendan hacer dietas equilibradas. Para saber si el tratamiento está funcionando habrá que marcar unos objetivos que establezcan la meta a la que se quiere llegar, así como todo lo que se está dispuesto a hacer para conseguirlo. 



A los efectos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), se le informa que los datos personales que nos facilita a través de este formulario se incorporarán a un fichero de la entidad Dietynut. Puede ver información detallada en nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad

Datos de contacto

910 560 544

690 02 34 42

contacto@dietynut.com

Horario de consultas

Martes - Jueves 09:00 - 19:30

Viernes 09:00 - 14:00

Si no le atendemos en el momento, rogamos nos deje un mensaje con su nombre y su número de teléfono para poder devolverle la llamada a la mayor brevedad posible.

Dieta para la obesidad  

La dieta debe de ser variada y equilibrada. Hay que empezar por introducir en la alimentación frutas y verduras. Las verduras (a excepción de rebozadas o en tempura) se pueden consumir según nuestras preferencias. Crudas (en ensalada o gazpacho), en sopa, en crema, en puré, al horno, a la parrilla, al vapor, al microondas, a la plancha….

Como proteínas, tomaremos carne, pescado, huevos, legumbres, proteínas vegetales como el tofu, la soja texturizada, el seitán... Las recetas serán bajas en grasa y en el caso de padecer hipertensión que hay que reducir la cantidad de sal. En Dietynut disponemos de una dieta especializada para personas que sufren de síndrome del intestino irritable. 

Otra cosa que hay que tener en cuenta es que hay que beber en función de la sed que tengamos, y además hidratarnos con agua, y no con refrescos, cerveza o vino. El desayuno debe ser completo, y es recomendable planificar los menús de la semana distribuyéndolos en el mayor número de ingestas al día,  siempre adaptándose a la situación particular de cada persona.  

Los cambios hay que incorporarlos a la vida diaria poco a poco para no perder el ánimo y volver al punto de partida. De esta manera, como hemos comentado antes, hay que incorporar el deporte poco a poco para que el objetivo no sea difícil de alcanzar. 

Para hacer dieta no hay que pasar hambre. Esto pone al organismo en un estado de “alerta” que dificulta la pérdida de peso. Y, si tenemos que perder mucho peso, debemos ser conscientes de que vamos a tardar algún tiempo en conseguirlo. Pero este tiempo también sirve para adquirir nuevos hábitos, que serán los que consigan que, posteriormente, no volvamos a aumentar de peso. Por tanto, tardaremos lo que sea necesario. Trabajaremos con objetivos, a corto, medio y largo plazo. 
En la consulta del nutricionista descubrirán nuevas formas de cocinar y alimentos nuevos que hacen que hacer dieta no sea aburrido. 

dieta para la obesidad

Prevención de la obesidad 

Para prevenir la obesidad hay que llevar una dieta saludable, en la que comemos energía suficiente para nuestra vida diaria pero no en exceso. Y lo importante para conseguirlo es que, tal y como nos indica el plato saludable de la Universidad de Harvard, comamos una gran cantidad de alimentos de origen vegetal, proteínas suficientes para ralentizar el envejecimiento y controlar los nutrientes energéticos, que son los carbohidratos (eligiendo sobre todo carbohidratos integrales) y las grasas. Comer de esta forma no solo es respetuoso con nuestro cuerpo sino también con el Planeta. 

Para que nuestros hijos lleven una vida sana, nosotros tenemos que dar el ejemplo, ya que actúan por imitación. Seremos nosotros quien adoptaremos correctas formas de alimentarnos incluso antes de su nacimiento. De esta manera, el deporte y la alimentación saludable deberán acompañarles a lo largo de su vida para reducir los casos de obesidad.  

Cómo hemos comentado anteriormente, cuando aparece este problema de salud es importante ponerse en manos de un especialista. Este es el paso fundamental para conseguir las pautas para empezar a perder peso y ponerse en forma. 

El nutricionista especializado en obesidad hará una dieta personalizada y propondrá acudir a un fisioterapeuta deportivo o un entrenador deportivo para que proponga una rutina de ejercicios en función de las características del paciente