Dieta FODMAP

María del Mar Silva Rivera - Doctoralia.es

Con la dieta FODMAP reducimos o eliminamos temporalmente el consumo de ciertos carbohidratos fermentables para contribuir a la mejoría de los síntomas de determinadas patologías.

FODMAP es el acrónimo en inglés de oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles fermentables.

Qué es la dieta FODMAP

La dieta FODMAP, o más correctamente, dieta baja en FODPMAP, consiste en reducir o eliminar por un tiempo el consumo de ciertos glúcidos (fructanos, galactanos, lactosa, fructosa, etc.) y los polioles.

FODMAP es la sigla de fermentable Oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos, y polioles fermentables en inglés. Es decir, los carbohidratos de cadena corta fermentables.

Dieta FODMAP

FODMAP, la dieta terapéutica

Reducir los carbohidratos de cadena corta fermentables convierte esta dieta en terapéutica. Los glúcidos son esenciales para el organismo, y su reducción o eliminación temporal solo puede ser propuesta por nutricionistas titulados. Son ellos quienes conocen los alimentos y lo que aportan al organismo. Si quitan o disminuyen el consumo de alguno de ellos, saben qué añadir para que no se produzca desnutrición y que todo siga funcionando perfectamente.

También miden los tiempos. Aplicar drásticamente esta dieta debe ser solo temporal. Los nutricionistas valoran y estiman los tiempos

adecuados dependiendo de cada persona.


A los efectos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), se le informa que los datos personales que nos facilita a través de este formulario se incorporarán a un fichero de la entidad Dietynut. Puede ver información detallada en nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad


Datos de contacto

910 560 544

690023442

contacto@dietynut.com

Horario de consultas

Martes - Jueves 09:00 - 19:30

Viernes 09:00 - 14:00

Si no le atendemos en el momento, rogamos nos deje un mensaje con su nombre y su número de teléfono para poder devolverle la llamada a la mayor brevedad posible.

Para qué necesitamos los glúcidos

Su principal función es proporcionar energía a nuestro organismo mediante combustión, la cual es limpia sin dejar residuos.Hay tejidos en el cuerpo que no pueden funcionar sin glucosa, como es el tejido cardíaco y los glóbulos rojos. Y hay otros que funcionan mejor con glucosa, como el tejido cerebral.
Con proteínas y algunas grasas también construyen macromoléculas que entran a formar parte de nuestros tejidos.

En personas sanas, se aconseja que los carbohidratos formen parte en la alimentación entre un 45 y un 55%, si bien lo importante es el tipo de carbohidrato que escojamos. No es lo mismo el azúcar de mesa que el de la fruta, por ejemplo.

¿Qué son los polioles?

Los polioles reciben también el nombre de alcoholes de azúcar. Son glúcidos cuyo grupo carbonilo ha sido reducido a alcohol. Así, cuando eso sucede en la glucosa, obtenemos el sorbitol o en la xilosa de la madera de abedul, elaboramos en el laboratorio xilitol.
Tanto el sorbitol como el xilitol se utilizan como edulcorantes sustitutivos del azúcar común. Sus cualidades son numerosas:

  1. No incrementan los niveles de glucosa en personas con diabetes.
  2. No producen caries.
  3. En la industria conservera, valoran sus ventajas por actuar de barrera ante hongos y bacterias.

¿Por qué utilizar la dieta FODMAP?

A la vista de las necesidades que tenemos de consumir las sustancias FODMAP, reducirlas o eliminarlas temporalmente debe estar motivado por imperiosas razones y siempre las hemos de controlar los nutricionistas especializados en dietas FODMAP. Se trata de una dieta terapéutica y no sirve para adelgazar.
Esas razones las encontramos en la forma de metabolizarse esos alimentos en nuestro organismo:

  1. Se absorben con lentitud en el intestino delgado, pasando al intestino grueso donde son fermentados, lo que produce distensión intestinal y sensación de que nos cuesta digerir. En personas con trastornos intestinales puede suponer una gran molestia. Si la persona sufre, además, déficit del enzima lactasa para sintetizar digerir la lactosa la sintomatología se exacerba. A la distensión se suma dolor abdominal.
  2. Movilizan cantidades importantes de agua hasta el punto de alterar los movimientos peristálticos intestinales normales. Una persona sana podrá notar cierta incomodidad en ocasiones pero otra con dolencias intestinales padece dolores abdominales, distensión y, probablemente, diarrea.
  3. Fermentan con rapidez. Eso produce gases y estimulan nociceptores situados en el intestino debido a que este “se infla”.

Por todo ello, ante determinadas patologías que, por sí mismas, ya producen una mala absorción de carbohidratos de cadena corta es conveniente reducir la ingesta de los mismos. Lo vemos en el síndrome de intestino irritable (para la que es necesario aplicar una dieta para intestino irritable) pero también en las enfermedades de Crohn, celíaca, de inflamación intestinal y, en estudios preliminares, en depresión, fibromialgia y fatiga crónica.

La necesidad de un nutricionista en la dieta FODMAP

Los nutricionistas especializados en dietas terapéuticas ayudamos a detectar qué alimentos son los que a una persona concreta no le sientan bien. El objetivo último es detectar cuáles son los que producen intolerancias al paciente para no reducir el consumo de todo el grupo de alimentos. No hay dos personas iguales y dichos alimentos no se pueden generalizar como dañinos para todas las que padecen la misma enfermedad. No es un proceso fácil, hay que ir testando los alimentos uno a uno, pero sí que podemos, gracias a la experiencia, saber por dónde empezar.

Por otro lado, si hemos debido aplicar una dieta pobre con dureza debemos incorporar algunos suplementos como vitaminas o ciertos minerales.

Controlamos los medicamentos, ya que algunos contienen en su fórmula ciertas sustancias que pueden ser las restringidas en la dieta.

La dieta FODMAP está estructurada en fases según vamos consiguiendo objetivos. No es una dieta que deba dilatarse en el tiempo. Somos los profesionales de la nutrición los que determinamos los pasos de una a otra fase y controlamos el estado general de salud del paciente.
En definitiva, somos los dietistas los que determinamos y controlamos la dieta pobre en FODMAP.

Cuándo aplicar la dieta FODMAP

No es la FODMAP una dieta para adelgazar. Se usa ante trastornos intestinales inflamatorios. Los estudios más avanzados se han realizado sobre el síndrome de intestino irritable, proporcionando una mejoría sintomática muy apreciable a los pocos días de iniciar el tratamiento. Sin embargo, también es adecuada para ser aplicada en las enfermedades celíaca y de Crohn, colitis ulcerosa, etc. En estudios previos se observan beneficios en otras dolencias como depresión, fibromialgia, dolor crónico...

En cualquier caso, debe ser un nutricionista titulado el que estime la conveniencia de utilizar dicha dieta.

Dieta FODMAP en menús

Para entender la lógica de los menús diseñados para esta dieta, hay que tener en cuenta las características de las biomoléculas. Funcionan de la siguiente manera:

  1. Pueden producir diarrea osmótica. Al ingerir sustancias poco absorbibles y osmóticamente activas, se atrae tal cantidad de agua al intestino que, en ocasiones, el colon no tiene capacidad suficiente de absorción. Si, además, una persona padece malabsorción por su dolencia, la situación se complica más.
  2. Se absorben lentamente en el intestino delgado o no son absorbibles. Un ejemplo de lentitud lo proporciona la fructosa, que necesita el doble de tiempo que la glucosa en su absorción. Los fructanos y galactanos, por su parte, no son digeribles. Se acumulan en la porción distal del intestino delgado y en la proximal del grueso. Eso hace que sean fácilmente metabolizados por la flora de los intestinos.
  3. Con la flora intestinal fermentan con rapidez. Producen gases y activan nociceptores que incrementan la sensación de malestar o de dolor en muchos pacientes.

Cómo se implementan las dietas FODMAP

La primera fase consiste en reducir de forma general todos los FODMAP. Los nutricionistas consideran la ingesta de macro y micronutrientes, FODMAP, índice glucémico, etc. del paciente de forma previa al inicio de la dieta. Dependiendo de su sintomatología y sensibilidad, en una semana ya notará mejoría. A pesar de ello, esta situación se mantendrá unas semanas más. Son los nutricionistas los que determinan los tiempos.

En la segunda fase, se van introduciendo de nuevo los alimentos que se han reducido por grupos distintos. El objetivo es identificar los que causan más síntomas y la cantidad que el paciente es capaz de tolerar de cada uno de ellos.

A largo plazo, el paciente controla la sintomatología de su enfermedad.

Derivado de lo anteriormente expuesto, en la dieta FODMAP las dietas que elaboramos son personalizadas. Tenemos en cuenta el estado de salud, síntomas e indicadores analíticos de cada paciente. Por otro lado, las dietas se basan en alimentos normales que se pueden adquirir en el mercado. Esta dieta resulta muy fácil de seguir y nos adaptamos al ritmo de vida del enfermo, si bien es cierto que al principio puede ser algo aburrida.

Si buscas nutricionistas en Madrid, en Dietynut, adaptamos tu dieta a la FODMAP y la personalizamos para ti. También atendemos para darte una dieta online personalizada. ¡Pide cita!