vida sedentaria o activa

¿Tienes realmente una vida activa o sedentaria?

Llevar un estilo de vida sedentario puede resultar muy perjudicial para la salud. El sedentarismo está asociado con patologías como un bajo estado anímico, sensación de fatiga, trastornos de sueño, dolores generalizados o síntomas metabólicos. Así, una vida activa puede ayudar a combatir estos signos y a mejorar la calidad de vida.

 

¿Cómo saber si se lleva una vida sedentaria?

Es muy común pensar que solo por asistir a un gimnasio dos o tres veces a la semana se lleva una vida activa. Sin embargo, este no es el único factor determinante. Por eso, es necesario analizar algunas claves de nuestras rutinas diarias. Saber cuántas horas se permanece sentado durante el día permite determinar el gasto calórico. Al trabajar en oficinas, es probable que pasemos más de un tercio del tiempo sentados. Si a eso se suma que otro tercio se dedica a dormir, hay que esforzarse por conseguir tener más actividad física el resto del día.

 

De igual forma, hay que determinar cuánto esfuerzo físico requiere el trabajo al cual se dedica la jornada, así como la frecuencia con la que se practican actividades físicas, ya sean intensas o moderadas. Por último, si el desplazamiento al trabajo se realiza a pie o en bici, o si, por el contrario, se recurre al transporte público o el uso del coche, también determinará nuestro gasto calórico total.

 

Llevar un estilo de vida enérgico

Ser activos mejora el estado anímico y es una gran ayuda para sobrellevar trastornos como el estrés, la depresión y la ansiedad, además de que te permite controlar mejor el peso. La OMS nos indica que es necesario realizar algún tipo de deporte una hora diaria y, además, que nuestro día esté lleno de movimiento para poder afirmar que nuestro estilo de vida es enérgico.

 

Cuando, por cuestiones de tiempo, rutinas u otras actividades, se lleva una vida sedentaria, es posible hacer algunos cambios que permitan un estilo de vida más saludable. Algunos ejercicios como sentadillas, activación del sóleo y similares se pueden hacer en pequeños bloques de repeticiones y se pueden hacer en pocos minutos, por lo que son ideales para hacer en los breves descansos en la oficina. Podemos consultar con un entrenador personal que nos dé pautas.

 pareja caminando para llevar vida activa

Caminar es una forma de hacer ejercicio muy accesible, sea cual sea tu condición, además de una buena manera de iniciarse en el deporte.

Otras estrategias para llevar una vida activa es realizar trayectos cortos a pie en lugar de recurrir al coche o al transporte público. Si es posible, se puede salir antes de casa para ir al trabajo caminando. Otras sugerencias consisten en intercalar tareas sedentarias con otras activas, hacer algunas tareas de pie en lugar de sentados o poner música y bailar, aunque se esté en casa.

 

En síntesis, es posible llevar una vida activa implementando pequeños cambios en nuestras rutinas, que permitan un gasto calórico adecuado a la cantidad de calorías que se consumen. Así se evitan problemas como el insomnio, la fatiga, el estrés o la ansiedad y se garantiza una mayor calidad de vida.

¿Necesitas ayuda? Reserva tu cita

Logo

>> Dieta online personalizada

Sin comentarios

Añadir un comentario