ansiedad por la comida en Madrid

Ansiedad por la comida: por qué puede producirse

Índice

  1. ¿Qué es este tipo de ansiedad?
  2. Causas de la ansiedad por la comida
    1. No consumir suficientes alimentos reguladores
    2. Falta de algunos aminoácidos
  3. ¿Cómo controlar ansiedad por la comida?

La ansiedad por la comida es una de las razones más frecuentes del fracaso de una dieta. Y no solamente lleva a evitar perder peso, sino a desequilibrios nutricionales que pueden traer consecuencias no deseables para la salud. Por eso, en caso de sufrir ansiedad, es importante consultar a un psicólogo para que nos ayude a gestionarla y a un nutricionista para que nos ayude a corregir nuestro peso o nuestra forma de comer. Si no, probablemente volveremos a aumentar de peso tras perderlo con una dieta.

​¿Qué es este tipo de ansiedad?


Este problema puede ser puntual o repetirse en el tiempo. Se caracteriza por una incontrolable necesidad de ingerir muchos alimentos en poco tiempo, dándonos la sensación de que estamos calmando el sentimiento de ansiedad que nos genera un problema o situación. Es lo que define el picoteo, o bien el comer sin tener la sensación de control necesaria para parar cuando hemos comido lo suficiente.

​Causas de la ansiedad por la comida


No todo el mundo cuando tiene ansiedad o está estresado siente una necesidad imperiosa de comer. Así, pueden influir muchos factores aparte de los psicológicos, como las experiencias, como es la propia genética.

Sin embargo, también puede deberse a la misma alimentación. Hay hábitos y carencias nutricionales que propician la ansiedad por la comida, como veremos en los siguientes puntos:

No consumir suficientes alimentos reguladores


Estos alimentos son principalmente la fruta y la verdura, es decir, que contienen mayor concentración de vitaminas y minerales. Estos son los que no aportan energía ni sirven para construir las estructuras del organismo como los otros grupos de nutrientes, sino que sirven para regular el metabolismo y los procesos del mismo, incluyendo la transmisión del impulso nervioso. Puede ser a través de los procesos químicos, como cofactores o en las enzimas, o formando parte de estructuras enzimáticas. Cuando el cerebro detecta la falta de estos nutrientes, estimula la búsqueda de los mismos, es decir, las ganas de comer.

Mencionaremos algunos de los más importantes que influyen en este trastorno.

Selenio: participa en los procesos de eliminación de tóxicos del organismo
Hierro: su falta causa anemia, la cual se manifiesta con fatiga. Pero esta fatiga puede equivocadamente llevar a sentir un especial apetito por los dulces, ya que la glucosa ofrece energía a corto plazo.

​Falta de algunos aminoácidos


Los aminoácidos son las partes que constituyen las proteínas, y las que nuestro cuerpo aprovecha para sintetizar sus propias proteínas. De ellos, los aminoácidos esenciales son los que el cuerpo no puede sintetizar y deben consumirse en los alimentos. La falta o no tener suficiente de algunos de ellos, como el triptófano, puede generar ansiedad o depresiones.

mujer con ansiedad por la comida

La falta de nutrientes hace que nuestro cuerpo tenga la sensación constante de necesitar comer para poder adquirirlos.

​ ¿Cómo controlar ansiedad por la comida?


Existe la dieta antiestrés, sí. Es una dieta que contiene alimentos que generan saciedad, aportan los nutrientes necesarios para un correcto funcionamiento del organismo y sustancias activas en el cerebro que ayudan mejorar el estrés y la ansiedad.

Lo primero que debemos hacer es recurrir a profesionales, y en este caso, si observamos que sufrimos ansiedad, deberemos acudir a un psicólogo para que encuentre la raíz del problema. Al mismo tiempo podemos ayudarnos de un nutricionista para aprender a comer bien y a tener todos los nutrientes que necesitamos para ayudar en nuestro tratamiento.

De esta manera, a través de la ayuda psicológica y una dieta especializada, podremos controlar mejor las situaciones de ansiedad y que esta no repercuta en nuestra salud. Los alimentos pueden convertirse en auténtica medicina tanto para el cuerpo como la mente. Por eso, contar con un nutricionista puede ser clave para orientar la alimentación individual que cada uno debería consumir para cubrir sus necesidades.

 

¿Necesitas ayuda? Reserva tu cita

Logo

Sin comentarios

Añadir un comentario