Nutrigenetica, el futuro de la nutrición

La nutrigenética es el futuro de la nutrición

La nutrigenética es una rama de la nutrición que surgió hace pocos años y está en auge por los grandes beneficios que tiene para las personas que quieren perder peso, mejorar su estado de salud o prevenir patologías de desarrollo lento. Esta nueva herramienta permite estudiar los genes de los pacientes y ver la respuesta que estos dan en la alimentación. Busca responder a preguntas como, por ejemplo, por qué en dos personas que comen lo mismo, una engorda más que la otra.

¿Qué es la nutrigenética?

Gracias a los avances científicos, ya se puede saber la repercusión que tienen los genes en la salud. La genética participa en el riesgo por el que una persona puede desarrollar una enfermedad en un porcentaje considerable y el resto depende de lo que se denomina factores ambientales. Estos son la alimentación, la composición corporal, la práctica de ejercicio físico, el sueño, u otros condicionantes, como por ejemplo si el paciente fuma o bebe mucho alcohol.

Los nutricionistas especialistas en esta materia, estudian el ADN de la persona, que va a determinar estas características fisiológicas, metabólicas y de comportamiento. Por lo tanto, el ADN también contiene información de lo que hay que hacer a nivel nutricional. Esto explica por qué algunas personas tienen predisposición a que algunos alimentos no les sienten bien, o engorden más con ellos que otras, o por qué hay familias donde ciertas enfermedades se repiten generación tras generación.

En consecuencia, conocer el ADN es fundamental para saber, por ejemplo, qué es lo que hace engordar o adelgazar o que supone un factor de riesgo para ti, por ejemplo, si tienes predisposición a sufrir alguna enfermedad neurodegenerativa y, de esta manera, elegir la dieta más adecuada para retrasar su aparición o mejorar la calidad de vida a futuro. A través de un estudio genético se puede saber cómo afectan los macro y micronutrientes, y si estos son beneficiosos para las personas o no, de forma individualizada.

detección de intolerancia alimentarias con test nutrigenético

Este tipo de estudios también sirven para conocer si padecemos intolerancia o alergia, como la celiaquía.

¿Cómo se aplica la nutrición genética en nuestra vida?

El objetivo de esta novedosa herramienta es que los nutricionistas puedan hacer recomendaciones nutricionales de manera 100 % personalizada. Pero la nutrigenética tiene muchas ventajas, ya que, además de recomendar una dieta adecuada, por ejemplo, para alcanzar el peso ideal, un estudio nutrigenético permite sugerir un plan de alimentación adaptado a los futuros padecimientos o enfermedades de las personas, ya que la predisposición genética también nos permite averiguar si tenemos más posibilidades de sufrir algunas afecciones.

De todas formas, para hacer una dieta no se debe basar solamente en este estudio genético. También es necesario hacer un estudio antropométrico, bioquímico, dietético, historia familiar, con el objetivo de establecer la dieta más idónea. Obviamente, estos trabajos deben realizarlos profesionales cualificados como los nutricionistas.

¿Cómo funciona un test nutrigenético?

Si una persona desea hacerse un test nutrigenético, simplemente tiene que hacerse un test de saliva. Podría valer cualquier tipo de muestra biológica, pero dado lo simple que es coger una muestra de saliva se utiliza esta técnica. Eso sí, debemos asegurarnos de la calidad del test, porque lo que queremos es obtener resultados fiables y de calidad, para poder desarrollar nuestra alimentación en base a ellos.

Actualmente, se han descrito más 40 genes relacionados con padecer obesidad, pero estos solo son un porcentaje muy bajo, ya que existen alrededor de 1 000 genes que podrían afectar al resultado. Si una persona cuenta con la mayoría de estos genes, tendrá más predisposición a padecer obesidad que un paciente que solo tiene 10 marcadores. Pero como se ha comentado anteriormente, el tener estos genes no significa que no se pueda hacer nada y que se vaya a ser obeso, ya que con una dieta equilibrada y ejercicio físico se puede prevenir (que es lo más aconsejable) o revertir el resultado del efecto de estos genes. Estos genes solo implican que existe más riesgo de padecer esa enfermedad, por lo que debemos tomar cartas en el asunto para evitar otros factores de riesgo.

Además de la nutrigenética está la nutrigenómica. Si la nutrigenética estudia cómo los genes participan en el desarrollo de un problema de salud, la nutrigenómica estudia cómo interaccionan el genoma y los nutrientes, es decir, la forma en la que los alimentos pueden activar o desactivar los genes, y, por lo tanto, el riesgo de padecer unas enfermedades u otras. Y es que, los componentes de una dieta pueden regular y variar de manera directa o indirecta la expresión de la información genética.

Para mejorar la salud y condición nutricional, es importante ponerte en contacto con los mejores profesionales nutricionales formados en diferentes campos, que buscan ofrecer el mejor servicio en nutrigenética a los pacientes.

¿Necesitas ayuda? Reserva tu cita

Logo

Sin comentarios

Añadir un comentario