¿Qué dieta es la mejor? Revisión de las 14 dietas más comunes en nutrición según sus macronutrientes.

Siempre me preguntan "¿Qué dieta es la mejor?".

En el mes de abril se publicó una revisión sistemática de patrones alimentarios en cuanto a macronutrientes de 14 dietas populares (una revisión sistemática es coger todos los estudios que se han hecho sobre el tema y valorar los resultados en conjunto), para determinar si una de ellas era mejor que las demás en cuanto a los parámetros de reducción de peso y riesgo cardiovascular en adultos. 

Y traigo aquí el tema porque muchas veces las personas que vienen a la consulta me dicen que han hecho todas las dietas del mundo y que se las conocen todas. Para mí es evidente que "conocer una dieta" no significa que sepas cómo aplicarla y, además, lo más probable es que tus expectativas con respecto a esa dieta no se correspondan con la realidad y, que en la búsqueda de "mi dieta ideal, que hace que adelgace rápido y sin esfuerzo", se vaya probando de forma errónea y sin éxito todas las opciones nutricionales que uno puede encontrar en Internet. Mientras tanto, el resultado es que hacemos un lío nuestro metabolismo, nuestras costumbres alimentarias y caemos presa de hábitos tan poco aconsejables como el nutricionismo. 

El caso es que se decidió trabajar con 121 estudios, con un total de 21.942 personas estudiadas y que englobaban 14 dietas "con apellido" y tres dietas control. 

¿Y cuáles fueron los resultados?

1.- Al cabo de 6 meses, tanto dietas bajas en carbohidratos como las bajas en grasas tuvieron los mismos efectos sobre la pérdida de peso. Esto significa que confiar en que voy a bajar de peso por eliminar el pan o por quitarme las grasas no va a ser muy diferente. 

2.- Y en ambos casos se tuvieron los mismos resultados sobre la presión arterial. 

3.- Dietas moderadas en macronutrientes (es decir, en proteínas, grasas y carbohidratos), consiguieron una ligera mejoría en la pérdida de peso y la presión arterial. 

4.- Dietas bajas en carbohidratos tuvieron menos efecto que las dietas bajas en grasa sobre el tipo de colesterol (bajaron el LDL, el malo, y subieron el HDL, el bueno, aunque no siempre lo hicieron)

5.- Entre las dietas "populares", las que mejor funcionaron para la pérdida de peso fueron la Atkins, la DASH y la Dieta de la Zona a los seis meses, teniendo en cuenta que los resultados eran moderados. Y los efectos de todas sobre el sistema cardiovascular desaparecieron tras un año de mantenimiento, mientras que el mantener la dieta Mediterránea continuó presentando beneficios sobre el sistema cardiovascular. 

En resumen:

Como resumen en cuando las dietas mencionadas:

-la dieta Atkins empieza siendo baja en hidratos de carbono para bajar peso y luego se normaliza para mantener peso,

-la dieta DASH (que es una dieta baja en sal y alta en frutas, vegetales, cereales integrales, lácteos bajos en grasas y proteínas magras)

-la dieta de la Zona (equilibra todas las comidas y se hacen 5-6  al día con 40% carbohidratos lentos, 30% grasas, 30% proteínas)

-la dieta mediterránea (alta en vegetales, moderada en cereales que por otro lado deben ser integrales, con grasas buenas insaturadas como el aceite de oliva con moderación, con consumo de frutas de temporada, unos poquitos frutos secos, legumbres, mucho pescado y marisco, preparaciones sencillas sin salsas y pocas carnes rojas, dulces, huevos y mantequilla)

Son todos patrones alimenticios saludables, sin alimentos procesados, que evitan las grasas saturadas y, si se evita comer en exceso, ayudan a perder peso.

Y de todos ellos, si comemos según indica la dieta mediterránea, nos llevamos el plus de protección cardiovascular, que se mantiene siempre que estemos siguiendo esta dieta. 

La longitud de los estudios fue de 26 semanas. Si acostumbras a cambiar de dieta constantemente porque piensas que una dieta "no te está dando resultado", lo más seguro es que 

a) la estés aplicando mal y estés comiendo alimentos que no corresponden a ese patrón alimentario

b) si la estás aplicando bien, no estás dejando que actúe porque cuando empieza a tener efecto ya has cambiado a otra diferente. 

La dieta es nuestra forma de comer: los alimentos que elegimos, cómo los juntamos y cómo los preparamos. Y debemos comer según un patrón alimenticio saludable, sin procesados, evitando grasas saturadas, con cereales integrales, sin dulces... Estar cambiando constantemente el tipo de dieta solo sirve para hacer un lío de nuestro metabolismo.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7190064/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=nestle4experts_2002

Y si quieres que revise tu alimentación, aquí me tienes:

www.dietynut.com/reservas-dietynut-madrid

Sin comentarios

Añadir un comentario

Buscar
Lo más visto
  • Operación Bikini: Consejos para seguir una dieta sana con cabeza

    Otro año más, nos acercamos al verano y nos viene a la cabeza la operación bikini. Conforme se acerca el verano, somos más conscientes si tenemos unos kilos de más, ya que en verano nos quitamos las vestiduras y empezamos a enseñar más el cuerpo.

    ¿Qué es la operación bikini?

    También llamada …

  • Cambiar una dieta omnívora por una dieta vegana equilibrada

    Parece que en estos tiempos está de moda modificar nuestra dieta y cambiar a dieta vegana equilibrada, vegetariana, flexiteriana, crudivegana... Algunas de las personas que deciden hacer este cambio lo hacen por motivos sociales, sin embargo, encontramos el origen de esto en temas de salud, moral e …

  • ¿Puedo tomar soja si tengo Ovario Poliquístico?

    En ocasiones me encuentro con pacientes a las que han diagnosticado tener Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP) y a las que han aconsejado no consumir soja. Sin embargo, es un error que puede complicar mucho la vida de estas pacientes y, en especial, si son veganas o vegetarianas. 

    ¿Por qué se …

  • Dieta SIBO: ¿Qué debo comer si tengo sobrecrecimiento bacteriano?

    El tránsito intestinal puede verse afectado por un sobrecrecimiento de bacterias. Sus siglas en inglés son "Small Intestine Bacterial Overgrowth". Este síndrome afecta al 35 % de la población y puede tener una mayor incidencia en pacientes que ya sufren otros síndromes como el de intestino …