Paciente que padece cistitis Intersticial

¿Sabes como aliviar la Cistitis Intersticial? Te damos algunas pautas

La cistitis intersticial afecta, sobre todo, a las mujeres a partir de los 30 años. Se trata de una afección que puede limitar mucho el día a día de quien la padece y hacer que su calidad de vida se vea afectada. En este artículo explicamos como aliviar la cistitis intersticial.

Qué síntomas produce la cistitis intersticial

Esta afección se encuentra dentro del síndrome de vejiga dolorosa y se manifiesta con presión en la vejiga, además de dolor en este órgano y en el conjunto de la pelvis. Quien padece este tipo de cistitis siente la necesidad frecuente de orinar (incluso 60 veces en un mismo día) y puede sufrir también dolor y dificultad en las relaciones sexuales.

No hay una causa exacta de esta cistitis, pero sí se sabe que afecta más a las mujeres que a los hombres y que puede agravarse si existe alguna otra enfermedad en la zona abdominal que favorezca la aparición de síntomas en la vejiga. Algunos pacientes desarrollan síntomas tras una infección urinaria que inicialmente se presenta sin complicaciones o tras una caída en la que se lesiona el coxis. La situación se complica si la vejiga reduce su tamaño o se experimenta una inflamación de la vejiga, puesto que esto ocasionaría aún más ganas de orinar. Además, alimentos o bebidas como la cafeína, el alcohol, el tomate, los cítricos o los picantes pueden empeorar síntomas, aunque no sucede con todos estos alimentos ni con todas las personas, lo que hace imprescindible la individualización de los tratamientos nutricionales.

Las consecuencias de esta afección no se hacen esperar: un empeoramiento en la calidad de vida y surgimiento de diversos problemas emocionales, ya que es difícil conciliar el sueño al tener que ir tanto al baño. Esto desemboca en ansiedad, insomnio y, a veces, hasta depresión.

Alimentación para combatir la cistitis intersticial

El alcohol, el café, las bebidas azucaradas y excitantes, el picante... Existen muchos alimentos o ingredientes habituales en las comidas que se deben evitar para prevenir o tratar los síntomas de la cistitis intersticial. Sin embargo, las dietas muy restrictivas tampoco han demostrado ser eficaces, por lo que la ayuda de un dietista-nutricionista para diseñar la dieta y que sea efectiva sin ser demasiado restrictiva es importante, para evitar excesivas pérdidas de peso o miedo a comer.

Estos son algunos de los alimentos que se deben evitar siempre que se pueda:

  • Café: En general, las bebidas con cafeína no son saludables para la cistitis intersticial, ya que la cafeína es un irritante de la mucosa de la vejiga.
  • Bebidas con gas: la coca-cola y los refrescos de naranja o limón no son los más indicados. Si, además, tienen edulcorantes artificiales, deben evitarse, ya que aumentan la acidez de la orina.
  • Tomate.
  • Chocolate: se puede hacer una excepción con el chocolate blanco, ya que es más ligero y quizá siente mejor, pero no es lo más recomendable al ser un alimento alto en grasas y azúcares.
  • Cítricos: cualquier zumo elaborado a partir de una fruta cítrica, como la naranja o el limón, no favorece la sintomatología de la vejiga.
  • Oras frutas ácidas: como el arándano rojo, la uva, kiwi, nectarinas, papaya, etc. pueden producir un aumento de los síntomas.
  • Frutos secos: los frutos secos son muy saludables, también en la dieta de los pacientes con cistitis intersticial. Sin embargo, las nueces o las nueces de macadamia se deben comer con precaución y evitaremos avellanas, pistachos y nueces pacanas que, al igual que los cítricos, deben ser consumidos con precaución.
  • Soja, Tofu: Son alimentos que producen una alta acidez

En el lado contrario, se encuentran otros alimentos que ayudan mucho a combatir y aliviar la cistitis intersticial. Estos son:

  • Pan: tanto el de maíz como el de avena o el de trigo integral se consideran beneficiosos en la dieta.
  • Cereales: los de avena o arroz deben tener prioridad en la alimentación de un paciente con esta dolencia.
  • Galletas saladas de maiz.
  • Harina de trigo sarraceno o trigo, preferentemente integrales. 
  • Pasta integral.
  • Arroz, preferentemente integral.
  • Frutos secos: Como se señalaba más arriba, todos los frutos secos son buenos, evitando avellanas, nuez pacana o pistacho.
  • Huevos.
  • Aceite: el de oliva, por supuesto, es un gran aliado de casi cualquier dieta. También son adecuados los aceites de coco, girasol, soja y sésamo.
  • Quesos: los quesos más suaves son de elección, mientras que los más fuertes (brie, parmesano, camembert etc) se deben tomar con precaución.
  • Carne: el cerdo, la ternera y el hígado son prioritarios.
  • Sopas y caldos caseros.
  • Zanahoria.
  • Lechuga.
  • Calabaza.
  • Coliflor.
  • Apio.

Un nutricionista para combatir la cistitis

Muchas veces, es difícil saber qué comer cuando se tienen este tipo de enfermedades. De ahí la importancia de recurrir a un nutricionista que evalúe la situación de cada persona y determine qué debe y qué no debe comer.

Dietynut es especialista en nutrición, sobrepeso y obesidad. Dispone de citas presenciales y un servicio de consultas online, así como de una recomendación de recetas y maneras de cocinar. También se abordan trastornos digestivos e intolerancias y se ayuda a introducir la dieta vegana. También, se ofrece orientación acerca de como aliviar la cistitis intersticial.

Sin comentarios

Añadir un comentario